Claves para aprobar el carnet de conducir

¿Por qué suspendo el carnet de conducir?

(1239 visits) 27-07-2022 Blog

Vamos a analizar, desde el punto de vista de un profesor de Formación Vial, los motivos por los que es cada vez más habitual suspender el examen práctico para la obtención del permiso de conducir.

 

Requisitos para ser declarado apto 

Los criterios de calificación establecidos por la DGT se clasifican en “Leves”, “Deficientes” y “Eliminatorias”. Según la gravedad de la falta cometida puede ser suficiente con cometer una sola falta (si esta es eliminatoria), aunque lo más habitual es que se acumulen diferentes faltas que, si forman la combinación establecida por la propia DGT, (por ejemplo 5 faltas leves y una deficiente) también supondría ser declarado “No apto”. 

 

Por eso es muy importante que se cometan el menor número de errores y por supuesto, que estos sean de la menor gravedad posible.  

 

¿Cuándo se conduce bien? 

Tener un suficiente nivel de conducción para poder superar la prueba práctica establecida depende de dos factores: 

 

  • Capacidades psicomotrices
  • Capacidad de toma de decisiones 

 

Una frase a tener muy en cuenta es: “Si aprendes a conducir, aprobarás el examen. Pero si solo aprendes a aprobar, nada garantiza que sepas conducir”. 

 

 

Requisitos a tener en cuenta para aprobar el carnet de conducir 

Capacidades psicomotrices

 

Las capacidades psicomotrices son el conjunto de recursos que tenemos los seres humanos para captar la información que nos rodea y como procesarla. También es la capacidad motriz de la que disponemos, ya que nuestros movimientos a la hora de conducir tienen que ser controlados y coordinados. 

 

Concretamente, para poder utilizar estas capacidades con éxito debemos: 

 

  • Tener conocimiento de todos los mandos del vehículo: Debemos saber todas las alternativas que nos ofrece el vehículo que estamos conduciendo. Para ello disponemos de mandos de diferente tipo y repartidos por todo el vehículo que ayudan a facilitar la conducción en muy variadas situaciones (luces, limpiaparabrisas, dispositivo antivaho, antiempanamiento, climatización, regularización de luces y espejos retrovisores, etc). 

 

  • Control de todos los mandos del vehículo:  es importante saber que conocer la ubicación y función de los mandos del vehículo no es suficiente. Cada uno de esos mandos se acciona de una manera concreta, unos son botones, otros teclas, ruedas giratorias, mandos táctiles, palancas, etc. Debemos tener el suficiente control sobre ellos de forma que los acciones de la manera correcta y con naturalidad. Por tanto, imprecisiones y uso a destiempo de los mismos (luces, intermitentes, limpiaparabrisas, etc) demuestran un claro desconocimiento de cómo es su uso. Y eso tiene su repercusión en la calificación final del examen. 

 

  • Observación activa: La observación es la clave de toda la cuestión. Si quieres saber más sobre todos los detalles, cómo trabajarla y en qué consiste, puedes leerlo en este post. Se trata de uno de los aspectos más importantes, el que más va a jugar a nuestro favor o en contra nuestra y el que siempre se puede seguir mejorando durante toda nuestra vida como conductor. 

 

  • Coordinación: es esencial que podamos tener la habilidad de mover nuestra mano izquierda realizando una tarea, mientras que la mano derecha realiza otra, a la vez que el pie izquierdo realiza otra y el derecho otra diferente. 

 

Para ello te proponemos una actividad. Intenta dibujar reiteradamente con el dedo índice de tu mano izquierda una línea de arriba a abajo encima de la mesa. Ahora, al mismo tiempo intenta dibujar con el dedo índice de la mano derecha líneas de  derecha a izquierda sobre la mesa ¡Ahora subiremos el nivel de dificultad! Intenta (mientras sigues moviendo los dedos dibujando líneas) con tu pie izquierdo apoyado en el suelo, dar golpecitos en el suelo como si estuvieras siguiendo el ritmo de una canción. Y, por último, con el pie derecho, haz movimiento de izquierda a derecha arrastrando el pie por el suelo. Ahora mira tu mano izquierda ¿sigue dibujando una línea de arriba a abajo? Seguramente no. Has perdido la coordinación. 

 

Esa coordinación la necesitamos para controlar con precisión el volante con la mano izquierda mientras que, con la mano derecha controlamos la palanca de cambios y a su vez, con el pie izquierdo controlamos el embrague y con el pie derecho el freno ¡Menudo lío! 

 

 

Toma de decisiones

 

El conductor siempre es el responsable de las acciones que va ejecutando. La conducción de un vehículo requiere una continua y constante toma de decisiones. Muchas de ellas, especialmente las relacionadas con el manejo del vehículo (las que hemos nombrado en las capacidades psicomotrices) pueden llegar a automatizarse y ejecutarse sin que casi seamos consciente de ellas. 

 

Pero muchas otras, por ejemplo las que necesitan que nos coordinemos con otros usuarios, no pueden mecanizarse. Requieren un proceso de análisis previo y de ese análisis nacerá la decisión que tomemos. De que ese análisis sea lo más correcto posible, dependerá la calidad de nuestra decisión y lo acertada o no de la misma.

 

Concretamente, para que podamos tomar las decisiones con éxito, debemos:

 

  • Anticiparnos en la toma de decisiones: mientras que reaccionamos, el vehículo sigue en movimiento, no permanece estático o "en pausa" esperando pacientemente a que decidamos qué vamos a hacer. Este hecho va a provocar dos consecuencias negativas:

 

  1. Que se nos empiece a terminar el tiempo del que disponemos para buscar la solución acertada, por lo que nuestro nerviosismo irá en aumento puesto que somos conscientes de ello. 
  2. Que se nos irá terminando el espacio que nos separa del problema. Nos vamos "comiendo el terreno" y también somos conscientes de ello, por lo que nuestro nerviosismo volverá a ir en aumento. 

 

Estas dos circunstancias traerán como consecuencia nuestro más que seguro bloqueo mental y motriz, que provocará que no podamos tomar una decisión acertada. 

 

  • Conocimiento sobre las normas a aplicar: conducir un vehículo por vía pública es un hecho regulado por la ley. Sin embargo, está condicionado por muchas normas que marcan cual debe ser nuestro comportamiento con el vehículo. Conocerlas a fondo es esencial para poder tomar las decisiones acertadas. Saber cuándo debemos parar para dejar pasar a otro usuario, donde debemos colocar el vehículo en cada intersección, cuando nos corresponde a nosotros pasar un estrechamiento o qué significado tiene una señal determinada, son conocimientos necesarios para que nuestra decisión sea la correcta. 

 

  • Anticipación: lo decíamos cuando hemos hablado de la anticipación en la toma de decisiones. Hay un hecho que es una realidad de la que tienes que ser consciente, por más que te pueda doler en tu "orgullo de conductor", ese hecho es que tú todavía eres lento. Por todo lo que hemos contado aquí,  todavía tardas algo más de tiempo en tomar una decisión de lo que tarda un conductor con cierta experiencia, de lo que tú mismo tardarás cuando ya pases unos meses con tu permiso de conducir y tu coche. 

 

Pero hay una buena noticia, ¡¡eso no impide que tengas el suficiente nivel para aprobar!! No quiere decir que por falta de experiencia en el examen no se tenga en cuenta, todo lo contrario, supondrá un suspenso por el peligro que supone ¿Entonces? Simplemente es cuestión de saber cual es el antídoto a ese defecto, que es la anticipación. Es decir, la reflexión debe ser “soy consciente de mi lentitud, de que necesito algo más de tiempo para pensar y para ejecutar la decisión que he tomado, por lo tanto debo comenzar con la tarea antes de lo que yo pienso". Poco a poco, a medida que vayas viendo cómo tus decisiones son acertadas, irá aumentando tu autoconfianza. Y ese es el mejor caldo de cultivo para que el aprendizaje vaya ascendiendo como un cohete.         

 

  • Reacciona: Es el consejo clave. Tu profesor, en los comienzos, te va ayudando a tomar decisiones, pero poco a poco deja de hacerlo. Comienza con dejar a tu criterio decisiones simples como cuando pisar el embrague para hacer un stop y así va aumentando tu autonomía hasta llegar a “abandonarte” por completo para que tú seas quien tome todas las decisiones mientras vas conduciendo.

 

Esto conlleva un problema inherente y es la “dependencia” que tienes de tu profesor para que marque los tiempos de ejecución. Cuanto antes tomes  las riendas de las decisiones mejor, aunque falles en ellas, no importa.  Reacciona, toma decisiones, ejecútalas sin el permiso de tu profesor. El método de ensayo y error te ayudará a ver que eres capaz de tomar decisiones acertadas. Toma las riendas

 

¿Estoy preparado para aprobar el carnet de conducir? Sé honesto contigo mismo 

 

Respóndete a ti mismo, con total honestidad, a las cuestiones que te planteamos, eso te dará una respuesta a la pregunta del título ¿Por qué no apruebo?

 

  • ¿Conozco TODOS los mandos del vehículo?
  • ¿Controlo el funcionamiento de TODOS los mandos del vehículo?
  • ¿Se usarlos con naturalidad, con anticipación, sin nerviosismo, sin fallar al accionarlos?
  • ¿Observo correctamente? ¿Observo a los laterales de la vía al acercarme a las intersecciones y a los pasos de peatones?
  • ¿Observo bien por los espejos retrovisores?¿Me preocupo por lo que está sucediendo detrás mía?
  • Pregunta clave ¿Miro solo el asfalto que hay en los siguiente 50 metros mas cercanos a mí? Si es así, malo.
  • ¿Coordinas bien tus pies y tus manos? ¿Consigues cambiar de marcha y soltar el embrague con suavidad cuando frenas en una bajada? ¿Consigues poner en movimiento el vehículo en una rampa ascendente sin que se cale o se caiga hacia atrás el vehículo?
  • ¿Sabes quién debe pasar en cada intersección o cada estrechamiento?
  • ¿Tomas las decisiones con calma y te sientes cómodo y seguro al decidir? ¿Sientes que el vehículo hace lo que tú quieres o notas que a veces haces lo que puedes y no lo que te gustaria?

 

Una última reflexión... ¿Crees que todo lo que aquí hemos descrito se puede aprender y controlar si hemos practicado durante solo 25 horas en nuestra vida? 25 horas de conducción equivalen a 33 prácticas ¿Te parecen muchas?

 

Formulario de Inscripción

Formulario de Inscripción


Es obligatorio marcar esta casilla para que el formulario pueda ser enviado.

More content

Toñy, una historia de superación.

08-02-2024 hgaformacion.es

Ofertas de Empleo en Transporte y Logística

27-01-2024 Blog

Nueva Programación de Cursos para el otoño de 2023

13-09-2023 Blog

Como conducir con un remolque correctamente

05-05-2023 Blog

Falta de Conductores Profesionales en España

27-04-2023 Blog

Tania: formarme en HGA Formación cambió mi vida.

17-04-2023 Blog

Vacaciones en caravana ¿Qué permiso necesito?

04-04-2023 Blog

Nuevos Conductores Profesionales formados, con el Curso CAP Inicial de Mercancías

21-03-2023 Blog

Qué tengo que saber sobre la señal V16

13-03-2023 Blog

Cómo conducir con lluvia en invierno.

23-02-2023 hgaformacion.es

Cómo solicitar tu tarjeta de tacógrafo digital paso a paso

20-02-2023 Blog

¿Por qué suspendo el carnet de conducir? II

13-09-2022 Blog

¿Por qué suspendo el carnet de conducir?

27-07-2022 Blog

Consejos para mantener tu coche a punto este verano

06-07-2022 Blog

El sistema alcolock en los transportes de viajeros

17-02-2022 HGA Formación

Cookies policy Privacy Policy

We use cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando da su consentimiento sobre dicho uso y la aceptación de nuestro aviso legal.