Blog

Cómo mirar durante la conducción

30-04-2021 (610 visitas) | Blog

La observación en la conducción de vehículos en espacios abiertos y compartidos es, posiblemente, la tarea mas importante que tiene por delante el conductor. 

 

 La observación, la forma de mirar, se aprende, se desarrolla, se mejora y también tenemos la obligación de mantenerla, pero eso, si conseguimos automatizar unos esquemas de observación seguros, es más sencillo.

 

Comenzamos por definir la observación. Digamos que es la capacidad y la necesidad que tenemos los conductores para dirigir nuestros recursos perceptivos (fundamentalmente la mirada). Debemos tener la capacidad de dirigirla a multitud de destinos como es la propia vía, el resto de vehículos y demás usuarios y también dirigirla a nuestro propio vehículo, no debemos olvidar mirar el cuadro de mandos (cada día más necesario si tenemos en cuenta la interconectividad que este tiene con el conductor, la vía y el resto de usuarios) ¿De qué sirven las ayudas de nuestro coche si nos las miramos?

 

Podemos diferenciar dos tipos de observación:

  • Observación pasiva
  • Observación activa

 

Observación pasiva

La observación pasiva es la que en un principio aplicamos cuando aprendemos a conducir. Los estímulos que nos desbordan, la cantidad de información a asimilar, la complejidad de esta información, la falta de entrenamiento y el no saber dónde o qué mirar, provocan que el aprendiz se limite a ver pasar la información, en forma de imágenes, por el parabrisas del vehículo, como si estuviese sentado en la butaca del cine viendo pasar la película. Para ello, el mayor peligro es que hay que esperar que el estímulo (y, por ende, el peligro) “aparezca” dentro del marco que forma el parabrisas. 

 

Otra característica clara de la observación pasiva es mirar “hacia donde yo voy” y no “de donde vienen otros”. Circular con el único objetivo de no arrollar nada con el frontal de nuestro vehículo, como si fuésemos el ultimo ser vivo de este planeta.

 

 

Observación activa

La observación activa es la que lanza imaginariamente los ojos del conductor hacia todas direcciones buscando esos estímulos. Esa es la diferencia, esperar que el estimulo visual aparezca en el cristal o “salir de paseo con los ojos” a buscarlo. Sé lo que quiero ver y lo busco.

 

Si damos por hecho que los conductores intentamos poner de nuestra parte para evitar cualquier peligro o problema en la conducción, entonces ¿Por qué terminamos metiéndonos en ellos? La respuesta es clara, porque no lo hemos visto a tiempo.

 

No hemos tenido el suficiente tiempo para analizar ese peligro con detenimiento y poder buscar, entre las diferentes alternativas para solucionarlo que tenemos, la solución mas segura y correcta. Por ello elegimos la primera respuesta que pensamos, pero no la mejor. Sencillamente porque no tenemos tiempo para más. Cuanto mas tiempo tengamos para analizar, por un lado, toda la información y, por otro, todas las alternativas viables para resolver el problema, más acertada será la elección de esa respuesta y el resultado final.

 

 Por ello, para que nos convirtamos en observadores activos, te proponemos varias pautas:

 

1.    Mira lejos. Recuerda que mientras mas lejos mejor porque antes recibirás la información y tendrás más tiempo para pensar.
2.    Mira a todas direcciones. En ocasiones serán otros los que te metan en un problema, cuantas mas trayectorias tengas controladas, del resto de vehículos, mas problemas originados por otros evitaras.
3.    Vuelve a mirar. Las situaciones cambian, no des nada por hecho, comprueba mirando de nuevo que lo que viste sigue en la misma situación, que no hay novedades.
4.    Esfuérzate por hacer la observación activa. Intenta “adivinar” que es lo que va a suceder mas adelante. Con la carretera y con el resto de usuarios que te rodea.
5.    Los ojos van dentro del coche, pero no a su velocidad. El hecho que el vehículo este lejos de una intersección, por ejemplo, no significa que tus ojos no hayan podido llegar y darse un paseo visual por aquel lugar.

 

Recuerda, nadie se mete en un problema si puede evitarlo, conduciendo un vehículo…tampoco.

 

Carné de Conducir Online

¡Fórmate por Internet!

Catálogo de Cursos

Formación Presencial y Online

 

Política de Cookies Política de Privacidad

Usamos Cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando da su consentimiento sobre dicho uso y la aceptación de nuestro aviso legal.